Día de la Mujer Precarizada


Mañana, un año más, se celebra, por decir algo, el Día de la Mujer Trabajadora. Porque hay pocos motivos para la celebración, más allá del de recordar que a día de hoy sigue existiendo una mitad de la población sometida y desigual.

Esta misma semana hemos conocido el escalofriante informe de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea sobre la violencia machista, en el que se recogen por primera vez cifras comparables de toda esta lacra a nivel europeo. Una buena noticia para luchar contra el terrorismo machista, pero que deja un sabor de boca amargo. Porque una de cada tres mujeres ha experimentado violencia física y/o sexual, lo que son nada más y nada menos que 62 millones de europeas. Y un 22% de las mujeres además reconoce que esa violencia vino de parte de su pareja o expareja. De la persona que prometió amarlas.

El logro de que hoy tengamos este informe no es otro que del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pionero en Europa en leyes de Igualdad, que lo pidió durante su presidencia del Consejo, en 2010. Hasta en esto hemos ido para atrás: de la visibilidad absoluta del problema hemos pasado a una TVE que preconiza que “o se denuncia, o se calla una para el resto de la vida”.

La principal medicina para luchar contra el terrorismo machista, –en dos meses de este año, 13 hombres han matado ya a 13 mujeres– es la Igualdad. Una mujer con formación  e independencia económica tiene más capacidad de escapar de una relación opresora. Pero tampoco ahí estamos para tirar cohetes. Según un informe de UGT Madrid, 39.200 mujeres se fueron al paro en 2013, mientras que entre los hombres el desempleo ha disminuido en 13.600 personas.

Además, ellas tienen trabajos más precarios que nosotros, se estancan en las jornadas a tiempo parcial y necesitan trabajar de media tres meses más que sus compañeros varones para cobrar el mismo salario. Con estos mimbres, en palabras de Isabel Vilabella, responsable de Relaciones Laborales y Formación del sindicato, para las mujeres “es complicado tener proyectos de vida estable”. Ya no digamos huir de una situación de dependencia.

Sin embargo, la libertad económica y la plenitud laboral no son siempre sinónimos de Igualdad. Que se lo digan a Shakira, una artista de renombre internacional capaz de facturar 25 millones de euros al año y que hace unas semanas nos sorprendía presumiendo de que su pareja, el futbolista culé Gerard Piqué, “es tradicional y celoso. Le gusta tenerlo todo bajo control” y “no me deja hacer videos con hombres, es una persona muy conservadora”.

Todo un reflejo de la deriva hacia la que vamos, con el “enorgullecimiento de los valores vintage y de lo conservador como escondite” como fruto del discurso de que todos los males actuales de la sociedad “son consecuencia de la deriva sin rumbo de una izquierda hedonista y caprichosa que tiene un interés especial en acabar con las referencias tradicionales”, como bien explicaba al respecto Miguel Lorente, quien fuera delegado del Gobierno para la Violencia de Género en el Ministerio de Igualdad.

Un bochornoso ejemplo de una persona a la que admiran miles de mujeres por todo el planeta y sobre el que se han escrito interesantes análisis como éste sobre “el síndrome de la famosa sumisa”.

Y, sin embargo, echo en falta críticas a quién realmente es el culpable, el futbolista tan poco pagado de sí mismo y tan desconfiado con su pareja que llega a prohibirle que realice su trabajo con normalidad. Una vez más, parece que toda la culpa es de ella, que se lo ha buscado.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

3 comentarios to “Día de la Mujer Precarizada”

  1. nativa Says:

    Qué razón tienes. Las mujeres estamos desprotegidas en varios ámbitos de la vida. Deberían seguir manteniendo abiertos todos los centros que ayudan a las mujeres maltratadas y no ir cerrándolos poco a poco como ha ido haciendo este gobierno del PP. Además también sería de gran ayuda que crearan beneficios fiscales para que los empresarios estuvieran mas dispuestos a contratar a mujeres mayores de 30 años. Las mujeres entre 31 y 44 años en paro tienen grandes dificultades para encontrar trabajo estable y de jornada completa por un salario digno.

  2. María Dolores Amorós Says:

    Querido Marcos: Bien apuntas a la dificultad de la solución de este grave problema. Incluso en países de mayor cultura democrática como Dinamarca el nivel de ‘agresión’ a la mujer es todavía más elevado.
    Tristes e inaceptables son las muertes a manos de sus parejas o exparejas. Sin embargo el maltrato psicológico, que no se puede demostrar con facilidad, ni que en demasiadas ocasiones se es consciente del mismo porque se sigue interiorizando la autoculpa, es terrible para la mujer con ingresos propios y nivel cultural semejantes a los del maltratador. Hablo por experiencia propia.
    Cuesta salir de una espiral destructora en que se suman las fuerzas del otro y la debilidad propia.
    Una vez fuera, la mirada es límpida y a distancia larga se captan las actitudes negativas. Lástima que el aprendizaje sea tan doloroso.
    Un 10 a tu artículo y a tu persona.

  3. María Dolores Amorós Says:

    ¿Dónde está el comentario que acabo de realizar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: