Del útero para adentro

Por si presentarse en Roma con una camiseta de ‘La Roja’ para el Papa no fuese lo bastante ridículo -parece que Rajoy no encuentra otra forma de parecer más humano que a través del fútbol- el presidente del Gobierno consiguió humillar más a España presumiendo ante Francisco I de que ya se había cargado Educación para la Ciudadanía mientras que su reforma educativa potencia la asignatura de Religión.

Semejante genuflexión papista fue la mejor muestra de la semana que se nos venía encima, donde la futura reforma del aborto ha acaparado titulares todos los días. La Iglesia y el Partido Popular escenifican un falaz juego del gato y el ratón que beneficia a ambos. Los obispos piden volver a las cavernas en materia social y así el PP puede presumir de cuán modernos son por llevarnos sólo hasta la Edad Media.

A este teatrillo siempre se apuntan con vergonzosa alegría los más despreciables príncipes de la Iglesia. Es el caso de Reig Plá, que no contento con vincular a los homosexuales con la prostitución, esta semana ha jugado la carta de la conspiranoia para ver una maquinación mundial de la ONU, la UNESCO, los sindicatos y el Banco Mundial para reducir la población a base de abortos.

Es lo que pasa cuando dejas en libertad a personajes que hace años que en cualquier país civilizado estarían en la cárcel por apología del fascismo. Aquí, en cambio, se pasean por las tertulias libremente y hasta se les permite dar homilías en la cadena pública.

Los mismos que criticaban al Gobierno de Zapatero por cualquier medida social que estuviera fuera de la lucha contra la crisis están demostrando que también son capaces de hacer dos cosas a la vez. No sólo están consiguiendo que haya más parados y más jóvenes emigrantes -movilizados exteriores-, también pueden volvernos más ignorantes, más desgraciados y más enfermos.

Y en estas estamos, con Gallardón intentando hacer carrera contentando a la extrema derecha a base de obligar a las mujeres a dar a luz a  fetos enfermos. Porque para el PP, la protección de la vida se restringe a lo que pase dentro del útero. A partir de ahí, si te he visto no me acuerdo.

No hay ayudas ni Ley de Dependencia que valga, porque te has reproducido por encima de tus posibilidades.

 

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: