Mala Memoria

Monolito mancillado en Poyales del Hoyo en memoria de las tres mujeres fusiladas en 1936 y exhumadas en 2002 / Fuente: La memoria viva

Monolito mancillado en Poyales del Hoyo en memoria de las tres mujeres fusiladas en 1936 y exhumadas en 2002 / Fuente: La memoria viva

“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”. Jorge Luis Borges

Confiaba la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en que algún dirigente nacional del Partido Popular llamara al orden a sus concejales de Poyales del Hoyo, el pueblo de Ávila que estos días está dando un espantoso ejemplo de cómo ensuciar la memoria de las víctimas del franquismo. Pecaron de ingenuos, obviamente.

La única que ha salido a decir esta boca es mía ha sido la jefa de las Nuevas Generaciones del PP, Beatriz Jurado, que, a falta de argumentario actualizado, ha echado mano de los clásicos y ha visto en el bochornoso espectáculo “el resultado del zapaterismo en España” y su intención de querer “resucitar a los muertos”.

Más allá del desfase temporal de Jurado (la chuleta dicta que ahora hay que culpar de todo a Rubalcaba y su implicación en los GAL), o su poco nivel de réplica, es cierto que a los chiquitines del PP, de un tiempo a esta parte, hay que echarles de comer por separado. Véase a la cachorro popular de Asturias y su sensibilidad con África. Por no mencionar el resbalón etílico que pegó la carrera de Nacho Uriarte, el predecesor de Jurado en el cargo.

Los vídeos que hemos mostrado estos días en ELPLURAL.COM causan indignación, pero sobre todo pena y dolor. No creo que fuese el “zapaterismo” el que impulsase a un energúmeno a, histriónicamente, amenazar a los manifestantes con cortarles el cuello. Y no hay acto de Zapatero capaz de inspirar el estado actual del monolito que recuerda en Poyales dónde estaba la cuneta a la que fueron arrojadas las víctimas del franquismo. Más bien parece cosa de adeptos a ciertas tertulias regadas de caspa y alcohol.

Vengo de un pueblo de Ávila, una región que cayó pronto en manos de los sublevados, aunque de una manera irregular. En mi pequeña villa no se derramó sangre gracias, en gran parte, a un famoso párroco que se enfrentó a los paseadores cuando llegaron a la zona.

En cualquier caso, los rojos brillaban y brillan por su ausencia en esta región, donde los mayores ya no lo son tanto como para haber luchado en la guerra, pero sí para acordarse de ella. Son en su mayoría campesinos que siguen convencidos de que “Franco les libró del marxismo”, un peligro tan indefinido como impronunciable para ellos.

A “los de la ciudad” puede extrañar la reacción de los habitantes de Poyales, pero son pueblos donde la máxima es “oír, ver y callar”. Donde es más importante el “qué dirán” que el “qué harán”. Donde el puño sólo se levanta cuando la orquesta toca La Fiesta Pagana en la verbena, y nada más que como coreografía. Y, sobre todo, donde nunca, nunca, se puede montar “jaleo” en la plaza de la Iglesia, y mucho menos en domingo.

Si a estos ingredientes se les suma la presencia de fusilados en la zona y la actitud irresponsable de sus dirigentes, el resultado puede ser un cóctel explosivo. Tiene razón la cachorro del PP en una sola cosa: “Las administraciones y las instituciones no están para alentar la polémica sino para dar tranquilidad”. Ahora, que se lo explique al alcalde de Poyales del Hoyo, que fue quien devolvió a los fusilados a una fosa común, el sitio del que tanto trabajo les costó salir.

Artículo publicado en El Plural

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Mala Memoria”

  1. María Dolores Amorós Montaner Says:

    Querido Marcos, ¿cómo vamos a esperar respuestas del PP al vandalismo propiciado por uno de los suyos. Estos del PP no quieren saber nada de la Memoria Histórica ni que la verdad se divulgue entre la gente. Quieren hacer borron y cuenta nueva.
    Su burdo disfraz es el de ‘moderados’ y ‘centrados’, un pérfido engaño a la gente buena. A los muchos otros no nos las dan, ni doraditas (las mentiras) con fino helado de fresa y chocolate.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: