Son sólo 40 bandidos

 La Revolución no llama a la puerta educadamente, ni se limpia los pies en el felpudo antes de cruzar la puerta. La Revolución no necesita pedir ningún permiso a ninguna Delegación del Gobierno ni a ninguna Junta Electoral. La Revolución no será televisada, claro que no, pero tampoco la alentarán los periódicos ni las radios que cada día te dicen qué libro leer o qué canción escuchar. No habrá semana previa con políticos jugando al escondite sobre si acudirán a la Revolución o se lo impedirá su agenda. La Revolución no será programada para después de la misa dominical-se requiere abrigo de visón-La Gaceta obligatoria bajo el brazo.
La Revolución llegará por sorpresa, quizás un martes, tal vez cuando el reloj que marca algo tan extraordinario como el año nuevo señale una hora tan anodina como las ocho de la tarde. La Revolución aparecerá de repente, pero se llevará gestando durante años. Sus enemigos habrán estado llenando el vaso durante años en silencio, y la Revolución será la gota que lo desborde.

Ayer, en la Puerta del Sol no había perroflauta-radicales-marginales. Allí estaba mi hermano, de 20 años, estudiante de Físicas, con sus compañeros de clase, manifestándose por un futuro que les han cercenado. Y como ellos cientos de estudiantes, pero también otra gente muy poco sospechosa de ser peligrosos elementos de distorsión social, como funcionarios, jubilados, padres preocupados por sus hijos, parados, hipotecados… Hasta los periodistas y fotógrafos que cubrían la manifestación coreaban y sentían las consignas.

Típico manifestante antisistema

Típico manifestante antisistema

Lo que más me impactó de la concentración de ayer en la Puerta del Sol era que se sentía un aire de solidaridad, de comunidad. Todos los presentes tenían algo en común: Indignación. Un enfado capaz de hacer rebosar una plaza entera y aunque muchos eran los nombres a los que se dirigía el hastío, no se odiaba a nadie en concreto. Eso es lo que ha descolocado a los partidos políticos, el que ellos en general son una de las fuentes del cabreo y no pueden instrumentalizarlo contra su rival. Y callan, y tiemblan, y sacan sus porras.

La radio, esa que sigue presumiendo de llegar antes a las noticias que nadie por mucho que Twitter le dé sopas con honda, ha dado estos día todo un ejemplo. Angels Barceló debía estar ayer todavía cansada de su viaje al Sahara para dejarse detener y prefirió charlar con sus contertulios sobre Democracia Real Ya desde su cómodo estudio.

Después de explicar por qué era más importante para ellos cubrir si Strauss-Kahn había violado a una camarera de hotel o si sólo le había metido la puntita, debatieron sobre el movimiento. Las posiciones se resumían en tres: los que se burlaban con paternalismo de los manifestantes por sentirse inspirados por las revueltas árabes; los que tras el nombre del movimiento veían un recuerdo de la “Democracia Orgánica de Franco”; y los que creían que era un macrobotellón encubierto.

Sobre la tertulia matutina de ayer en RNE, es absurdo que pierda el tiempo en describirlo cuando está este magnífico audio.

Ya lo dice la canción: No temas si todo el mundo se ha escondido y ves que montan a caballo 40 forajidos. Sabes lo que quieren, van detrás del oro, no son buena gente, no te pillen nunca solo. Aunque todo esté perdido y el pueblo se haya escondido, lucho tu solo y sin pistola contra los 40 forajidos.

Lectura obligatoria:

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios to “Son sólo 40 bandidos”

  1. María Dolores Amorós Montaner Says:

    Totalmente de acuerdo en todo, querido Marcos. Ya se han movido las piezas del imaginario ajedrez para que las ansias de libertad total sea cercenada. Granados ya dijo ayer “esta gente ha enturbiado la convivencia”. Esta gente es la gente normal, somos nosotros. Los otros, los que han provocado su propio rechazo, tienen mucho que esconder. Por ello mismo, y ante el miedo de perder los privilegios de que gozan, han sacado las porras y la violencia a la calle.

    Un abrazo.

  2. ermi Says:

    Me gusta.Me gusta lo que estan haciendo,demostrando que no hace falta ser, un vándalo para decir lo que quieren, su descontento con todo, y pedir que se haga algo para cambiar su futuro , que es de ellos…..

  3. nutri Says:

    Somos muchos los que estamos sumidos en este oscuro y cada día más pesado descontento. Las compuertas se han abierto para desbordar de palabras sinceras a todo el que no quiera darse cuenta del maltrato social, profesional y humano al que nos vemos sometidos. Nos podrán hacer callar un dia, un mes, un año pero no podrán frenarnos ante el derrumbe y la desolacion de toda una sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: