Power Balance para imbéciles al cubo

Lo voy a decir de una manera sencilla: Llevar una pulsera Power Balance es como ponerse un cartel luminoso a la espalda con la inscripción “Soy gilipollas”.

Si alguien se ha sentido ofendido por lo anterior, que sepa que no lo siento ni lo más mínimo.

Para quien no las conozca, las Power Balance son esas pulseras de plasticucho con un par de hologramas insertados y que se parecen a las pegatinas que acompañaban hace años a los bollycaos. De hecho, los efectos curativos de las pegotas de la Power Balance son los mismos que las de los bollycaos: ninguno.

Según sus promotores, el plastiquito en cuestión ofrece “un aumento del equilibrio, fuerza, flexibilidad, resistencia, enfoque, coordinación y ritmo” y otorga al cuerpo “un estado de armonía y equilibrio como lo tuvo antes de la contaminación por sustancias químicas, comidas rápidas, la falta de ejercicio y el estrés”.

Pues bien, todo esto es mentira. No existe ni un solo estudio científico que corrobore la anterior sarta de chorradas. Más bien al revés. La gente que se dedica a la cosa de la ciencia confirman que los tazos del bollycao no irradian nada. Además, las asociaciones de consumidores han denunciado el producto por publicidad engañosa y el Instituto Nacional de Consumo ha advertido a las Comunidades Autónomas de que el cacharro no cumple la normativa vigente en España porque “ninguna de estas pulseras ha acreditado ante el Estado las pruebas que avalen los efectos que anuncian”.

Belén Esteban intenta reequilibrar sus fosas nasales con Power Balance

Belén Esteban intenta reequilibrar sus fosas nasales con Power Balance

A pesar de todo esto, se venden como churros. A ello ayuda la procesión de imbéciles famosos que retroalimentan a otros imbéciles, que les imitan como borregos. Ahí están Leire Pajín, número tres del PSOE; Antonio Jiménez, presentador de El Gato al Agua; Guti, jugador del Real Madrid; Rubens Barrichello, corredor de Fórmula 1; Belén Esteban, tonta profesional…

Quizás alguien se pregunte a qué viene semejante descargo de ira, cuando la Power Balance ya lleva tiempo dando por saco. A fin de cuentas, no estoy descubriendo la piedra filosofal: imbéciles ha habido siempre y seguirán reproduciéndose exponencialmente. Ante este punto ya me había resignado. Pero acabo de descubrir dos cosas de este timo de la estampita que me han hecho ver que el progreso de la imbecilidad se encuentra ya en estadios difíciles de controlar.

Mi primer descubrimiento vino ayer, tras quedarme embobado viendo un canal de Teletienda (que siempre viene bien para renovar el blog). En ella, un conocido doctor televisivo anunciaba la versión de lujo de la Power Balance: la Vital Joya. Esto es, una pulsera también milagrosa pero que en lugar de usar hologramas del bollycao utiliza la “novedosa tecnología de los infrarrojos” combinada con la “tradicional terapia de los imanes”. Además, sustituye el plasticucho por oro y germanio, lo que eleva el precio de 35€ de la Power Balance hasta los 120€. Conclusión: para comprar una Vital Joya hay que ser cuatro veces más idiota que un comprador de Power Balance.

El segundo acontecimiento ha sido el lanzamiento de una nueva versión de Power Balance aprovechando la victoria futbolística en el Mundial. Nace la pulsera Fuerza España, que combina los colores rojo y amarillo con el holograma. Con ella en la muñeca, no sólo podrás tocarte la punta de los pies sin doblar las rodillas, sino que además puedes sentir “la fuerza de la Roja y Gualda en su muñeca, en su ilusión, en su corazón” así como “el orgullo de nuestra selección nacional con toda su alma, con todas sus fuerzas”.

Bueno, a decir verdad, creo que este último ingenio, el de la banderita de España, puede suponer un avance para muchas personas mayores. Como ciertas señoras a las que se les quedan pequeñas las muñecas para alojar tanto engendro. Ahora, esas señoras podrán llevar todas sus pulseritas combinadas en un mismo abalorio, con las consabidas ventajas para evitar alguna que otra artritis.

Etiquetas: , , , , ,

5 comentarios to “Power Balance para imbéciles al cubo”

  1. Oscar Says:

    Es verdad, es un timo enorme.
    ¿Cómo vamos a reaccionar en masa contra engaños mayores si nos la cuelan ya con ésto?

  2. Buenas noticias « El día de la marmota Says:

    […] bien, el AGCM ha abierto una investigación contra las pulseritas Power Balance, más conocidas como SIT (acrónimo de Señal Indicadora del Tontolpueblo). La acusación es la de haber inducido a engaño a los potenciales compradores y se les exige que, […]

  3. Ricardo Says:

    Ni todo es negro ni blanco, el gris existe. Las power Balance habrán querido ser como las MOJO Future, que si que funcionan, vamos doy fe de ello, mas que nada porque cada vez que alguien me dice que si eso funciona o no, le hago un par de pruebas y flipa. Y es la única que ademas hasta ahi doctores que hablan bien de ella y realizan pruebas. por algo será.

  4. LuBlue Says:

    Las Mojo “Fustaña” son la misma mierda que las Power “Bandido” esas.

    Una impresionante muestra de torpeza, Ricardo, intentar meter publicidad de un producto engañoso en los comentarios de un artículo que los denuncia.

  5. Ricardo Says:

    Claro, por eso ahi estudios clinicos que demuestran el funcionamiento de las MOJO Future, otra cosa es que esto no venda en los medios de prensa y no lo digan, ademas de no interesar a las farmaceuticas, por ejemplo. Pero que funcionan, demostrado esta, le pese a quien le pese. Solo digo que las denuncia ahi que hacerlas con criterio y con objetividad. Pero lo dicho, por lo menos, Mojo lo demuestra.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: