Abierto en canal

Casa modernista en El Cabanyal

Casa modernista en El Cabanyal

¿Quiere usted ser milmillonario? ¡Está de suerte! Se trata de algo fácil, sencillo y para toda la familia. Olvídese del miedo a quedarse en el paro, no llegar a fin de meses y todas esas miserias para pobretones. Libertad Digital ha salido en defensa del capitalismo para explicar a sus lectores que el 80% de los milmillonarios tienen orígenes humildes y no heredaron su fortuna.

El artículo de Fernando Díaz Villanueva, miembro de los institutos más neocon de España, tiene perlas como éstas (las negritas son suyas):

“El capitalismo y no otra cosa fue lo que emancipó a la humanidad de la servidumbre medieval”.

“El mundo desde entonces es un lugar mucho mejor, más rico y más justo”.

“Cualquiera, incluso el que nace en una chabola, puede llegar a ser millonario”.

“El capitalismo, a diferencia del antiguo régimen o el socialismo, premia el trabajo, el mérito y la empresarialidad”.

A mí, todas estas chorradas de las fortunas que “crean de la nada los emprendedores” me ha traído a  la memoria otra cosa: el Cabanyal. Se trata del barrio obrero de Valencia que Rita Barberá quiere derribar en parte para hacer una avenida que una el centro de su ciudad con la playa.

A finales de enero, Informe Semanal emitió un estupendo reportaje sobre lo que está pasando en el Cabanyal. Os recomiendo que, si tenéis 16 minutos libres, lo echéis un ojo. En cualquier caso, a mí me fascinaron las declaraciones de Alfonso Grau, concejal de Grandes Proyectos del Ayuntamiento de Valencia, en el minuto 9 del reportaje.

“Hemos ofrecido y continuamos ofreciendo la posibilidad de decir: ‘Mire usted. Le realojamos en otra vivienda por el mismo coste que usted tenía, mientras usted viva. Mientras usted viva. El día que usted fallezca, sus herederos, evidentemente, si quieren adquirirlo, tendrán que adquirirlo. Porque lo que le estamos es garantizando a usted, a usted, su vivienda en las mismas condiciones económicas en que las tenía. Y en unas condiciones arquitectónicas evidentemente mejores. Claro, lo que no puede ser es luego regalarle el piso al hijo, al nieto o al primo. No”.

O sea, que si un habitante del Cabanyal se ha dejado la piel pagando un piso para que éste sea de su propiedad, ya puede olvidarse de dejárselo en herencia a sus hijos. ¿Qué carajo es eso de pasar patrimonio de unos a otros? ¿Pero en qué mundo vivimos? ¿Acaso los ignorantes vecinos del Cabanyal no leen Libertad Digital? Lo que tiene que hacer “el hijo, el nieto o el primo” es tener ideas ingeniosas y crear un nuevo Windows para ser el Bill Gates del futuro. ¡Hombre ya!

Ideas como la que tuvieron en su día Barberá Demoliciones S.A. ¿O acaso no van a convertirse en millonarios todos esos políticos que van a poner el cazo con la remodelación urbanística? ¿Y todas esas constructoras que levantarán bloques de hormigón en forma de pisos de cinco plantas? ¿Y las arcas del PP valenciano, acusadas como están de recibir dinero negro? Todos estos lo único que están haciendo es trabajar para conseguir una Valencia “mucho mejor, más rica y más justa”.

Uno de los mantras del periodismo dice que “noticia es lo que alguien no quiere que se sepa”. Desde luego, el Cabanyal cumple ese requisito. Si no, no se entiende el paripé que hizo Canal 9, el canal autonómico valenciano que aspira a quitar a Telemadrid el honor de ser la televisión pública más manipulada de España.

Rita Barberá a lo Churchill

Rita Barberá a lo Churchill

Resulta que, cuando se enteraron de que Informe Semanal iba a hacer uno de sus reportajes sobre el barrio, decidió contraprogramarlo. Es decir, anunció que su programa Dossiers emitiría una pieza sobre el Cabanyal el sábado 16 de enero.  Sería a las 21:30 horas, coincidiendo con el reportaje de TVE. Lo curioso es que Dossier no se emite de manera regular, ya había estado en pantalla el martes de esa semana y la pieza que emitirían duraba sólo 15 minutos frente a los 45 habituales. Además, se emitiría antes del partido de Liga del sábado, algo anormal pero que podría dar mucha audiencia.

Al final, la jugada les salió mal. El reportaje Cabanyal Obert (que creo que significa Abierto en canal) fue criticado por parcial y no cumplió su objetivo de boicotear a Informe Semanal porque, vaya por Dios, el programa de TVE decidieron aplazarlo una semana para hacer un especial sobre el terremoto de Haití.

El que esté al día del mundo frikinátuico conocerá la última moda pasajera de la Red: hacer montajes de Hitler, con una escena de El Hundimiento, enfadado con lo que sea. De todos, el que más me gusta es este sobre el Cabanyal, junto al del iPad.

Etiquetas: , , , , ,

3 comentarios to “Abierto en canal”

  1. Charo Peiró Says:

    Muy buen artículo

  2. Jose F. Says:

    A mi este video me encanta: http://www.tu.tv/videos/la-ampliacion-del-cabanyal

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: