La partida de póker

¿Nos atrevemos con un poco de economía?

Sacar a Grecia de la zona euro o pensar que va a dejar de pagar sus deudas puede ser la fantasía erótica de algún Lord inglés euroescéptico o del editorialista de algún tabloide con chica en la 3, pero no es una opción en la que un inversor arriesgaría su dinero. El BCE puede ser una estricta gobernanta prusiana, pero no va impartiendo justicia por el mundo. Permite que el mercado obligue a España a cuadrar las cuentas, pero no le conviene que nadie quiebre. Ya puso en marcha la máquina de imprimir billetes en 2008 (al igual que la Fed y el Banco de Inglaterra), y con pulsar un botón puede comprar deuda española emitiendo dinero nuevo.

Más en el blog de Pierre Nodoyuna

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: